Sabemos el camino El Pastor Alemán

Vomforstmag

gallery/cavall del mazan

Cavall del Mazán

gallery/fb_img_1499426717087
gallery/fb_img_1495542087214
gallery/fb_img_1487718711240
gallery/img_2196
gallery/fb_img_1487718707214

El pastor Aleman

Sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX, cuando en Alemania se inició un programa de crianza para guarda y protección de los rebaños de carneros en contra de los lobos. El capitán de caballería del ejército alemán, Maximilian von Stephanitz, es considerado el padre de la raza. Más tarde, tras la aparición de la Asociación de Amigos del Pastor Alemán en 1899, se inició una selección de ejemplares cuyos cruces mejoraron tanto el aspecto psíquico como físico del animal.

El primer ejemplar inscrito "Jack", fue un animal vigoroso, de firme carácter, pelaje grisáceo y aspecto lobuno que demostró ser un semental con los rasgos que Von Stephanitz buscaba. En el primer encuentro se transmitieron esos rasgos deseables a los perros sucesores, y se reforzaron con las normas cuidadosas de cruce selectivo entre miembros del mismo linaje de este primer criador; una práctica que buscaba destacar y potenciar las características deseables por medio de una determinada gestión genética.

Von Stephanitz buscó de forma primordial el aspecto práctico y de trabajo de la raza. Desde el principio, la forma en el pastor alemán no debería desviarle de su funcionalidad zootécnica. Von Stephanitz previó una primera amenaza a la validez de la raza como animal de trabajo cuando la sociedad humana se transformó de una base principalmente agrícola y ganadera a una economía industrializada. En una primera fase, persuadió al Gobierno alemán para que aceptara a la raza en trabajos de policía. Éste fue el principio de la asociación de la raza con las fuerzas de la ley y con la utilización militar. Pronto las cualidades de inteligencia, fiabilidad y resistencia del animal, los aspectos principales de su carácter y su existencia en la historia, le garantizaron su utilización en muchos papeles importantes, siendo uno de esos papeles más nobles como perro guía para los ciegos.6​

Hoy en día, esta raza no es sólo una de las más queridas y admiradas por los amantes de los perros, sino que sus cualidades también le han permitido trabajar en ejércitos. Esta raza fue utilizada como perro rastreador durante la Segunda Guerra Mundial por el ejército alemán y policías. De hecho, los servicios prestados durante las dos guerras mundiales le otorgaron un respeto y admiración a nivel mundial.7​

Características

Pastor alemán hembra.

Aspecto general: robusto y flexible, ligeramente alargado, cuerpo musculoso, sus mandíbulas cierran en tijera. Es un perro de compañía ya que es un perro equilibrado y fácil de adiestrar.

Variantes de color en los pastores alemanes; color negro, negro con bordes café, rojizos y negro, sable, pero siempre visible su manto de color negro —de ahí que muchos le llamasen «manto negro»—.

Altura a la cruz: entre 60 y 65 cm el macho, y la hembra entre 55 y 60 cm

Peso: el macho ronda los 30 y 40 kg, y la hembra entre 22 y 32 kg

Esperanza de vida: 10 a 13 años

Cachorros de Pastor Alemán

El pastor alemán es una de las razas de perro más popular en todo el mundo y es fácil ver por qué. Los cachorros del pastor alemán son increíblemente inteligentes y se convertirán en unos cánidos listos para trabajar en muchos ámbitos.

Si estás pensando en adquirir o adoptar a un cachorro de pastor alemán, debes estar dispuesto a jugar, acurrucarte con el y reír a carcajadas por algunos de sus comportamientos involuntariamente torpes.

La socialización de tu pastor alemán es probablemente lo mejor que puedes hacer por tu perro. Debes exponer a tu pastor alemán a tantas nuevas experiencias y situaciones como puedas. El mejor momento para empezar a presentar al mundo y a socializar a tu pastor alemán es entre las 8 y las 12 semanas de edad, cuando tu cachorro ya esté protegido por las vacunas.